Las claves de la nueva factura simplificada

Tal como explicamos en el post anterior, con el fin de establecer un sistema armonizado de facturación a nivel europeo, el Real Decreto 1619/2012 establece a partir del 1 de enero de 2013 un sistema de facturación basado en dos tipos de facturas: la factura completa y ordinaria y la factura simplificada que viene a sustituir los denominados tiquets, para que sean consideradas deducibles como gasto.

¿Quién y en qué circunstancias puede emitir facturas simplificadas?

Todos los empresarios y profesionales podrán expedir facturas simplificadas en los siguientes supuestos:

  • Cuando su importe no exceda de 400 € (IVA incluido)
  • Cuando deba expedirse factura rectificativa

De forma específica cuando su importe no exceda de 3.000 €, aquellos empresarios y profesionales que hasta el 31 de diciembre de 2012 solían emitir tiquets, es decir, quienes realizan las siguientes operaciones:

  • a) Ventas al por menor, incluso las realizadas por fabricantes o elaboradores de los productos entregados.
  • b) Ventas o servicios en ambulancia.
  • c) Ventas o servicios a domicilio del consumidor.
  • d) Transportes de personas y sus equipajes.
  • e) Servicios de hostelería y restauración prestados por restaurantes, bares, cafeterías,… así como el suministro de bebidas o comidas para consumir en el acto.
  • f) Servicios prestados por salas de baile y discotecas.
  • g) Servicios telefónicos prestados mediante la utilización de cabinas telefónicas de uso público
  • h) Servicios de peluquería y los prestados por institutos de belleza.
  • i) Utilización de instalaciones deportivas.
  • j) Revelado de fotografías y servicios prestados por estudios fotográficos.
  • k) Aparcamiento y estacionamiento de vehículos.
  • l) Alquiler de películas.
  • m) Servicios de tintorería y lavandería.
  • n) Utilización de autopistas de peaje.

¿Cuáles son los requisitos de dichas facturas?

  • Número y, en su caso, serie.
  • Fecha de expedición.
  • Fecha en que se hayan efectuado las operaciones o en la que, en su caso, se haya recibido el pago anticipado, siempre que se trate de una fecha distinta a la de expedición.
  • Número de Identificación Fiscal (NIF), así como nombre y apellidos, razón o denominación social completa del obligado a su expedición.
  • Identificación del tipo de bienes entregados o de servicios prestados.
  • Tipo impositivo aplicado y, opcionalmente, también la expresión “IVA incluido” (el Real Decreto señala que cuando una misma factura comprenda operaciones sujetas a diferentes tipos del IVA deberá especificarse por separado, además, la parte de base imponible correspondiente a cada una de las operaciones).
  • Contraprestación total.
  • En caso de facturas rectificativas, la referencia de la factura rectificada y de las especificaciones que se modifican.

Fuente | BOE, Infoautónomos
Foto | ®NuriaCorral

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Asesoría Corral

Más de 25 años asesorando empresas con éxito

Deja un comentario

982 55 12 16

Llámenos

Escríbanos

@AsesoriaCorral

Síganos en Twitter

Suscríbete a nuestro blog